FERIA DE SAN JULIAN 2010. 2ª DE ABONO.

Escrito por notasdelafiesta 23-08-2010 en General. Comentarios (0)

“LO MEJOR DE PONCE Y JULI SE DIO CITA EN LA PLAZA DE TOROS DE CUENCA, TAMBIÉN VIMOS LO PEOR DE FINITO”

PLAZA DE TOROS DE CUENCA

2ª DE ABONO DE LA FERIA DE SAN JULIAN 2010

Ficha del festejo: con algo más de ¾ de entrada, se han lidiado, en esta la segunda del abono conquense, seis astados de la ganadería gaditana de Ana Romero, para los diestros Enrique Ponce (fuerte petición y saludos/ 2 orejas tras aviso), Finito de Córdoba (fuerte bronca/silencio y algúnos pitos) y Julián López El Juli (dos orejas/ovación). Salieron por la Puerta Grande Enrique Ponce y Julián López El Juli, mientras Finito de Córdoba abandonaba el coso tras una gran pitada.

Esta tarde en Cuenca pudimos disfrutar de un duelo Ponce, Juli, apasionante, eso sí, por la buena colaboración de los astados de Ana Romero, cárdenos, bien presentados para plaza de segunda categoría y nobles en conjunto, destaco el excepcional tercero que fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Pudo cortar una oreja Ponce a su primer astado de no alargar la muerte del cornúpeta, finalmente y a pesar de la fuerte petición el presidente del festejo no concedió el trofeo. Si lo hizo, y por partida doble, tras la buena faena del Valenciano al cuarto de la tarde, buen y noble toro, al que Ponce “sobo y sobo” hasta que sonó un aviso, la buena estocada ayudó a que el usía mostrara los dos pañuelos.

 

ASPECTO FENOMENAL EL QUE PRESENTARÓN LOS TENDIDOS EN ESTE FESTEJO

 

ENRIQUE PONCE ANTE SU SEGUNDO OPONENTE, DOS OREJAS.

Finito de Córdoba nos mostró lo peor de la tarde, toda la plaza se alzó el “cólera” cuando observaba “boquiabierta” como el “maestro” no quiso ni ver a su primer oponente, hasta después del tercio de banderillas, aquejando que el toro tenía algo en la vista, “lanzó a los leones” a su subalterno quien “gallarda y toreramente” capoteo de recibo al toro, lo llevo al caballo y todo mientras Finito observaba “placidamente” desde la barrera la actuación de su subalterno. Después de esta exhibición la tarde no remontó para este diestro.

Finalmente, lo mejor de la tarde, nos lo brindó El Juli. Y así fue, después de brindar al respetable su primer oponente, el tercer toro de la tarde, nos regaló el toreo bueno, toreo más despacio imposible, y con su buen colaborador hizo que el público toreará desde su localidad. Le recetó un espadazo, entre algún pitido pidiendo el indulto, que hizo que el presidente no dudara a la hora de enseñar los dos pañuelos que ponían la tarde muy a favor del Madrileño.

La pena fueron los dos pinchazos en el sexto toro, al que aún dejándolo prácticamente sin picar, le instrumentó Julián una meritoria faena.

Al final, puerta grande para los dos “Titanes”, Ponce y Juli.

 

 

EL JULI LANCEANDO AL MEJOR ASTADO DEL FESTEJO, EL TERCER TORO, PREMIADO CON LA VUELTA AL RUEDO EN EL ARRASTRE.